01 de Julio del 2011 – Crónica desde Santa Clotilde


De todos los pueblos que he conocido en la selva peruana, Santa Clotilde es el más bonito. Entre muchas cosas, porque tiene la mejor luz que recuerdo. Lo pinta todo perfecto a todas horas.

También por su gente. Lo normal en la selva es que todos sean amables, curiosos, sanos. Aquí lo eran un poquito más.

Estuve allí tres días. Un pueblo que solo tiene 4 horas electricidad al día, que nunca ha tenido un auto, que está a 4 días de viaje en lancha desde Iquitos. Muy lejos, muy olvidado, pero no se siente pobre. Es lo más cercano a como me imagino Macondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: